Reciclaje: Las 4 “R”

Las 3 R del reciclaje es algo que aprendimos de memoria desde que somos muy pequeños.

Reduce, Reutiliza y Recicla.

Con el paso de los años y debido al desafortunado aceleramiento del calentamiento global, nos hemos visto obligados a agregar otra “R” a este proceso.
Rechaza 

¿La has oído? Te contamos un poco más sobre ella y de paso hacemos un recuento de las 3 primeras. ¡Continua leyendo!

Reduce

La aprendimos desde pequeños y se refiere a la reducción de insumos o bienes que no son realmente necesarios o que se pueden sustituir por algún otro bien que sea menos nocivo.

Tips:

  • Uso de automóvil: en distancias cortas, en bici, en scooter o transporte público.
  • En vez de comprar 10 botellas de agua compra un garrafón, tienes la misma cantidad de agua pero un solo empaque además de ser retornable.
  • Apaga las luces y desconecta equipos cuando no los estás usando.
  • Cierra la llave del agua cuando te estés lavando los dientes.

Reutiliza

Significa darle un uso segundo (tercer o cuarto) uso a un objeto, ya sea para su propósito original o de otra manera. Los mexicanos ya estamos muy familiarizados con este concepto de reciclaje.

Cómo hacerlo:

  • Recicla envases de plástico, como el de yogurt, para guardar otros alimentos.
  • En vez de botellas desechables, invierte en un termo que te dure por más tiempo.
  • Usa bolsas reciclables cuando vayas de compras.

Recicla

El reciclaje en realidad es un proceso industrial, pero nosotros podemos ayudar dando el primer paso. ¿Cómo? Muy sencillo, a través de la separación de los residuos que generamos.

  • Cómo reciclar:
    Separa cada residuo en un contenedor diferente (orgánicos, papel, vidrio, plásticos y metales)
  • Asegúrate de llevar estos residuos en un lugar adecuado para que acaben en la planta de reciclaje que corresponde.
  • Con los orgánicos puedes hacer abono para tus plantas

Rechaza

Como consumidores tenemos el poder de hacer cambios y tomar decisiones que ayuden al planeta. ¿Realmente es necesario comprar una naranja envuelta en plástico sobre una charola de unicel? 

O pedir una bolsa de plástico en el mercado cuando solamente llevas 2 productos.
Esta “R” nos invita a decir NO a productos con un embalaje innecesario o que por su naturaleza solamente usaremos una vez y terminarán en la basura.

Algunos consejos:

  • Lleva contigo una bolsa de tela siempre que vayas al super.
  • Reflexiona a la hora de tomar decisiones de compra, ¿lo necesitas? ¿Cuántas veces lo vas a usar? Cuando ya no lo uses ¿tiene otra función?
  • Pide tu bebida sin popote
  • Si pides comida para llevar, rechaza los utensilios de plástico.

¿Cuál de estos pasos ya sigues?
¡Cuéntanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *